¿Le quiero o Me quiero?

¿Para quién vivimos?, ¿os lo habéis preguntado alguna vez?, la respuesta de “diez” sería para MI, ya que esto englobaría la felicidad propia y de la gente que me rodea, si todos diéramos la misma respuesta.

Pero la realidad es otra, vivimos en muchas ocasiones para los demás, y con esto me refiero a que vivimos nuestros días como si de un examen final de curso se tratara, nos exigimos….nos evaluamos, queremos que todo cuadre, que todo este perfecto, y de eso no va el ser feliz, al menos para mí.

Trasladando esta visión al mundo sentimental que es el que en este rincón nos ocupa, creo que vivimos mucho tiempo queriendo o intentando ser esa persona casi perfecta que “pensamos” que ese OTRO quiere o le gustaría que fuéramos y que así conseguiremos esa meta, la tan deseada y ansiada FELICIDAD.

Pues bien, nada mas lejos de la realidad, como casi siempre….es a base de batacazos y piedras en ese camino, cuando te vas haciendo consciente de que esa perfección es humo, que no existe, que simplemente es algo que tu has creído y por lo tanto creado en tu mente y ya está, y que es  en esas piedras encontradas donde están las piezas pequeñitas para que vayas construyendo sin miedo tu verdadero ser, tu personalidad, tu visión, tu eje vital, en definitiva donde te vas construyendo a ti mismo, al verdadero.

Nacemos, crecemos y escuchamos lo de portate bien, has de ser bueno, y muchas otras frases tan utilizadas y tan integradas en nuestro vocabulario que ya las pronunciamos sin pensar. Cuando vas creciendo y “plaff” un día llega ese amor, que te han mostrado las películas( que por cierto me encantan y seguirán encantando ya que tengo ese lado romántico y soñador que es y será parte de mi siempre), crees que cuanto mejor te portes más feliz seras….

Aquí hay tema y mucho, el cual podemos ir desgranando en sucesivos posts, ya que primero lo que tendríamos que definir seria: ¿que es portarse bien para mi?, ¿que es portarse bien para el/ella?, ya que como muchas veces comento puede haber tantas definiciones del portarse bien como humanos en el planeta tierra.

Lo que quiero hoy desde aquí resaltar es…. que al menos por mi parte, me he dado cuenta que no se trata tanto de hacer, sino de sentir…con esto me refiero a que no puedo querer sin quererme, que para aportar verdadero amor primero debo quererme yo, y quererme significa con lo bueno y con lo menos bueno, con mis pros y con mis contras(si esos contras me hacen sufrir primero los identifico y acepto que los poseo, y después me volcaré en que se conviertan en pros pero de una manera bonita, no desde la culpa, no desde el exigirme sino desde el comprenderme), así comenzando primero por mi….. solamente así la felicidad irá incorporándose en nuestras vidas, pero no esperéis que sea de una forma fulminante que ocurra en un momento determinado, no, esa felicidad va introduciéndose poquito a poco como lo hacen las cosas buenas y verdaderas, con calma, sin prisa pero sin pausa….

Cada uno recorremos nuestro camino, las baldosas son diferentes y las piedras y baches encontrados también, pero pensadlo bien, al final se trata de lo mismo….de sentirnos bien, en paz con nosotros mismos, de sentir que cada día lo estamos viviendo para algo, para un fin, cada uno imagina el suyo, pero el sentimiento no puedo asegurarlo al 100% porque yo solo siento el mio pero estoy segura de que debe  ser muy parecido, esa chispa que te hace vibrar cuando te paras a mirar tu vida y ves como has avanzado, como has evolucionado pero desde dentro, ¿sabeis?, parece algo muy místico, muy espiritual, no se, pero os aseguro que cuanto mas miréis hacia adentro de cada uno de manera individual, más se avivará esa chispa de la que os hablo y que estoy segura de que conocéis al igual que yo. Para mi, el me quiero nos lleva al  le quiero (en este “le quiero” no hago solo referencia a la persona con la que puedes compartir tu vida o pareja, si no a todas aquellas personas que pueden ir apareciendo en tu vida de una forma u otra, por una estación, por unos años, por toda una vida….no se), cada cual que lo aplique a su vivencia ya que no hay una norma escrita para esto de las relaciones ni de los sentimientos y menos mal la verdad, porque si no perdería toda la magia.

Desde aquí os animo a quereros, a conoceros, a aceptaros, sí, tal y como cada uno somos, porque solo así, conociendonos podremos ser capaces de amarnos, todo lleva su tiempo y como no, su trabajo….en este caso trabajo personal, que consiste más que en cambiar, en reenfocar las cosas que menos nos aportan de nosotros mismos, consiguiendo así reenfocar también la visión del OTRO y las vivencias experimentadas, y es que ya que estamos aquí, pues vamos a hacer que sea bonito…¿no creeis que vale la pena?, para mi os aseguro que SI.

Asi, que solo me queda deciros, que como siempre: Tu eliges….le quiero o me quiero.

Aunque yo en esta ocasión elijo…le quiero porque me quiero.

Mil besos.

Laurafornas.

LoveCoach.

 

 

Un comentario sobre “¿Le quiero o Me quiero?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s