La magia del tiempo

Siempre he sido impaciente, reconozco que, hasta hace varios años demasiado, eso me provocaba muchas veces nervios innecesarios, conflictos internos que me hacían sufrir la mayoría de las veces, sin motivo alguno.

He llegado a la conclusión que el tiempo pasa, claro, pero a pesar de tener fijadas las mismas horas en nuestros relojes, el tiempo es percibido por cada cual, de una manera diferente, lo que para mí podía parecer siglos de espera, para otra persona solo significaba unos meses, a lo cual esa persona no daba mucha importancia y por lo tanto no sufría.

En el plano sentimental, quiero también hacer hincapié en esto de la percepción del tiempo, ya que lo veo como algo que se nos pasa muchas veces por alto, pero creo que hay que tener muy en cuenta, como he dicho antes creo que cada quien interpreta el concepto tiempo de forma distinta, como lo ha vivido, como lo ha percibido, como le han enseñado, no sé exactamente de donde puede venir la interpretación en sí misma, pero que no es la misma para todos sí lo sé, y así quiero plasmarlo.

Pienso que podríamos diferenciar a grandes rasgos dos tipos, los impacientes; los cuales pasan su tiempo en intentar que todo suceda a tiempo, valga la redundancia, y después tenemos a aquellas personas que parece como si esto del reloj no fuera con ellos, lo cual admiro y de que manera, porque poseen una capacidad natural para la espera en casi todos los niveles de su vida que ya la quisiera yo para mí en muchísimas ocasiones.

Bien, centrándonos en nuestro tema y poniéndonos en situación me da por pensar la cantidad de relaciones que se habrán podido desperdiciar debido a eso, a la medida del tiempo, y es que solo cuando evolucionas y vas avanzando es cuando te das cuenta de que las personas correctas van apareciendo en tu vida y te van enseñando exactamente eso, esas cositas que en ti pues no están todavía muy integradas. Reconozco que es una difícil tarea, y no me refiero al cambiar, ya que yo por ejemplo, jamás podré llegar a ser la espera personificada, hay cosas imposibles y esta pues lo es. Pero si he podido llegar a conseguir un equilibrio, ese equilibrio necesario para no sufrir de manera gratuita.

Lo peor para mi de esa diferencia entre seres humanos es cuando juzgamos al otro debido a que su medida del tiempo es diferente, frases como: “poco interés tendrá cuando no me dice nada, si me quisiera lo demostraría más, es que parece de hielo siempre soy yo el/la que propone cosas, le digo de vernos y casi nunca puede, eso será que no siente por mí y ya está…”, creo que aquí es donde debemos enfocarnos, eso puede ser esa señal de que ahí existe una diferencia en esa percepción.

Si nuestra cabecita esta harta de darle vueltas a esa idea, si nos consolamos diciéndonos a nosotros mismos que vamos a cerrar capitulo y abrir otro libro, claro está, como siempre para evitar el dialogo sincero y por tanto seguidamente el posible sufrimiento, si esa persona de verdad te hace sentir cosas distintas, si tu intuición te dice que sí, que puede ser ese el camino, la verdad, no cerraría ningún libro sin antes haberlo leído, más  bien lo que haría(aquí aparece esa parte de mi de tomar la iniciativa en la mayoría de los hechos que acontecen en mi vida, esto no lo voy a cambiar ya que es algo innato y que no me da ningún tipo de dolor de cabeza, más bien me ha dado alegrías y sentirme yo como soy, sin mucho filtro, directa, y llegando siempre a un entendimiento y a una comprensión del otro), es EXPRESAR, DIALOGAR, ESCLARECER, que es lo que esa persona siente, como ve con sus ojos esa relación, seguramente la respuesta en un alto porcentaje sea positiva, lo único que os diferencie es la medida del tiempo.

A partir de ahí el camino igual no será más fácil, pero sí más entendible y sin sufrimiento, igual a partir de ahí desaparecen las dudas de nuestra cabecita y nos dedicamos más a ver los pros y no los contras, a crear esos momentitos felices cuando se pueda y no cuando YO quiera, a disfrutar y centrarnos en el AHORA y no en lo que sucederá en un futuro, como sabéis de sobra ya podemos pensar y pensar que jamás daremos en la diana, porque si algo tiene esta vida es que todo es imprevisible a pesar de nuestro empeño en querer que lo sea, y más en esto del amor, los sentimientos son lo que son, y ahí esta lo bonito, que los sentimos sin verlos, que confiamos sin garantía y a eso yo le llamo MAGIA.

Entonces, otra vez nos encontramos ante dos opciones…

Nos guiamos por nuestro tiempo o dejamos que otros nos enseñen como lo viven ellos y así encontrando el equilibrio poder conseguir esa MAGIA en nuestras vidas…

Ya sabes, tú eliges…

Mil besos.

Laurafornas.

LoveCoach.

Un comentario sobre “La magia del tiempo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s