¿AMOR O COMPAÑÍA?

¿Seriamos capaces de definir si nos lo pidieran que es el amor para nosotros?, seguramente lo expresaríamos rápido y muy bien si nos preguntan sobre el amor a nuestros hijos, padres, hermanos…pero ¿seriamos capaces de definir de igual manera el amor hacia otro ser humano de distinto o igual sexo, pero sin unión por genes ni unión de sangre como solemos llamarlo a pie de calle? Os invito a que por unos minutos cerréis los ojos e intentéis definirlo solo para vosotros….

Supongo que al igual que a mí no os habrá resultado demasiado fácil, y es que muchas veces no encontramos palabras para definir este sentimiento, simplemente sabemos que lo sentimos y ya está. El dilema viene cuando no sabemos definirlo, pero debido a que no lo sentimos, cuando cerramos los ojos y reflexionamos y nos damos cuenta de que no sentimos ese amor difícil de explicar sino solo un sentimiento de cariño, amistad, compañerismo hacia nuestra pareja…ahí es donde la cosa se pone tensa en nuestro interior y comenzamos a negar lo evidente.

Supongo que muchos de vosotros sabréis de lo que os hablo porque lo habréis vivido, o lo estaréis viviendo en estos momentos ya que es algo que nos gustaría no vivir, pero tan natural y posible como todo lo que nos puede ocurrir en este viaje de la vida.

Y es que nadie nos puede asegurar que el amor que hoy sentimos por una persona determinada sea para toda nuestra vida, al igual que nadie nos puede asegurar lo contrario y dichoso el que viva un amor para siempre, siempre, valga la redundancia, que sea real y verdadero y no un miedo enmascarado a la soledad, o una comodidad adquirida con el tiempo.

Insisto en que los sentimientos no pueden ser planeados, que ocurre una situación determinada o varias y los sientes, o dejas de sentir, y ya está, somos humanos, no máquinas y ahí está nuestro misterio pero a la vez esa chispa que hace que la vida al ser tan poco predecible, nos aporte ese granito de magia al pensar que pase lo que pase, siempre, si somos capaces de hacer las cosas bien y con respeto a los demás, siempre que caminemos siendo nosotros mismos, sin miedo a expresar lo que realmente somos y sentimos, al final la vida nos recompensa.

Si al cerrar los ojos hemos sido capaces de intuir que ese amor puede ser que no esté, os invito a que reflexionéis con honestidad sobre el tema, aunque de miedo reconocerlo y asumirlo, eso en principio ya es un gran paso, si eres capaz de llevarlo a cabo, aunque sea solo de manera interior sin expresarlo a nadie…

No se trata de tomar acciones precipitadas, ni de hacer sufrir a nadie, se trata de SINCERIDAD, sobre todo con uno mismo, se trata de pensar que el otro igual si siente ese amor y cree que tu también, con lo que no estamos en el mismo nivel de sentimiento, por lo que jamás podremos aportar lo mismo a esa relación.

Dicen que la verdad solo duele una vez, en cambio una mentira alargada en el tiempo puede doler menos en el momento actual. Pero si pensamos en el final de nuestras vidas, porque eso va a llegar, no tenemos otra, ¿no os gustaría pensar que fuisteis sinceros?, ¿que fuisteis generosos con vuestra pareja a pesar del daño momentáneo y le disteis la oportunidad de que conociera a otra persona que si sienta ese amor hacia el/ella?, y en cuanto a vosotros, ¿ no creéis que a pesar del miedo a romper hábitos, al daño momentáneo que la verdad causa, si o si, en un momento dado, fuisteis capaces de daros también la oportunidad de que esa persona nueva a la cual si améis llegue a vuestra vida y cuando cerréis los ojos sepáis definir el amor?.

Se que a veces mis palabras pueden resultar demasiado llenas de paz o que veo la posibilidad de que las cosas se arreglen de la mejor forma a pesar de que sea algo doloroso y difícil, pero es lo que siento y lo que creo firmemente, no hay otra salida, y de cada uno de nosotros depende atrevernos a ser nosotros mismos, a saber, si es amor o solo compañía, y luego actuar de manera consecuente….

Lo que hoy plasmo en este mío y vuestro post semanal es una realidad diaria, a pesar de que nadie lo suela reconocer en un principio, les ocurre a muchas personas el no saber de qué forma escapar de esa situación, la cual no le da felicidad y pasan sus días mintiéndose a sí mismos y a la vez al que tienen al lado por miedo a la verdad.

Entiendo ese miedo y creo que la mayoría de vosotros también, pero no entiendo cuándo se ha llegado ya  a ser consciente de que ese amor no existe realmente, el dejar que pase mucho más de un tiempo prudente para ser honesto/a, ya que no entiendo la convivencia con alguien no siendo honesto, yo desde mi forma de ver la vida, os digo que no podría con esto, y prefiero una verdad dolorosa y con respeto a tiempo que un tiempo perdido y jamás recuperable para ambos, pero ya os digo siempre que esta es mi manera de pensar, vivir y actuar, y que lo que para mí es mi camino para alguno de vosotros puede que no lo sea.

Para nada espero que compartáis mi forma de verlo, simplemente aspiro a que la persona que comparta conmigo la vida, si es que llega, cuando algún día cierre los ojos y alguien le pregunte que es el amor, si sepa cómo definirlo.

Mil besos.

Laurafornas.

 

2 comentarios sobre “¿AMOR O COMPAÑÍA?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s