¿Necesito demasiada atención?

A todos nos gusta que nos hagan caso, nos tengan en cuenta para hacer planes….sobretodo si se trata de la persona por la que sentimos revolotear miles de mariposas en nuestro estómago, y está muy bien, por supuesto si esa necesidad de atención está en equilibrio.

La cosa se complica cuando esa necesidad pasa a un nivel superior y necesitamos la atención del ser amado como el agua para beber, he visto de cerca casos en los que la persona sufría muchísimo tan solo con el simple hecho de que su WhatsApp no fuera contestado de forma inmediata por quien lo ha recibido, cuando comenzamos a plantear el tema desde el sufrimiento, ahí hay que prestar atención, esto no es un equilibrio, hay algo en nosotros en ese tema que nos desequilibra y nos hace padecer y de que manera.

Si a alguien de vosotros le ocurre esto, solo identificándolo ya tenéis la mitad de la batalla ganada. No nos acostumbremos por favor, a ver como normal aquello que no lo es, no es normal que por que alguien(siempre me refiero a la persona amada) se retrase en su contestación, o porque justamente hoy no te ha dicho las palabras exactas que tu querías escuchar, o porque hace tiempo que no te dice lo bien que se encuentra contigo,a pesar de verlo feliz, exista un malestar en nuestro interior, una especie de duda constante, de sentimiento de miedo,de desvalorización, nos basamos en la atención recibida para ser felices o no,  en nuestro día a día.

Error, nos estamos equivocando, y la mayoría de veces lo sabemos pero no podemos dejar de sentir, la emoción se nos apodera, esto es positivo si aporta vivencias y cosas positivas, pero la realidad es que  nos crea ansiedad, y más momentos de nervios que minutos de felicidad, así que: si queremos dejar de vivir en ese bucle de reclamar la atención continuamente, solo podemos hacer una cosa, ponernos manos a la obra y trabajar sobre ese aspecto de nuestro interior.

Porque como todo, la solución está en nosotros, primero identificar, luego aceptar que nos sentimos demasiadas veces así, y por último (bueno mas bien seria el principio del cambio), trabajar de manera consciente sobre eso.

Nuestra finalidad,  al menos la mía, siempre es reconocer lo que me produce algún tipo de malestar y de manera consciente transformarlo, no es normal sufrir por amor, no es normal padecer por amor, a pesar de las mil excusas y caretas que intentemos poner en nuestro día a día, el amor no es sufrimiento, así que si alguien de vosotros siente esa intranquilidad, esa sensación de quemazón en el estómago cuando sientes que él o ella no te está prestando la atención que tu mereces, mi consejo es observar la situación y tomar acción sobre ella, de uno u otro modo eso se ha de transformar, ya que ¿para qué queremos un amor en el que sufrimos?, ¿no?, a pesar de ser momentos puntuales en tu día, a pesar de no ser algo de dimensión exagerada, es decir que solo lo sientes tú, el resto del mundo parece no sentirse nunca así, la realidad es que esos momentos tampoco tienes porque vivirlos, la vida debe ser lo más bonita posible dentro de nuestro abanico de opciones, así que depende de vosotros, existe el cambio, existe el vivir de forma tranquila y positiva el amor.

De ti depende como quieres que sea,

Como siempre,

Tu eliges,

de corazón espero que tomes la decisión que te haga féliz.

Mil besos.

Laurafornas.

Si te apetece tener el libro:

CLICK AQUI PARA COMPRAR MI LIBRO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s