Celos…. ¿amigos o enemigos?

PUBLICO POR SEGUNDA VEZ EL “POST” DE LOS CELOS, YA QUE A MENUDO SUELEN SURGIR MUCHÍSIMO EN ÉPOCA VACACIONAL, ESPERO QUE OS SIRVA ….

Leemos la palabra celos y pensamos en el amor, a pesar de que los celos existen y se dan a menudo en distintos ámbitos de nuestra vida, si lo analizamos bien se trata de otro sentimiento, chispazo químico, emoción, no se, como cada uno quiera explicarlo pero lo que si se es que pueden llevar a situaciones y vivencias no muy agradables si no los sabemos encauzar.

En mi caso, jamás me he considerado una mujer celosa, ya que creo que las personas no somos posesiones y por lo tanto no puedo tener miedo de que alguien me quite algo que no poseo, ya que aun estando en pareja yo no poseo a nadie ni nadie me posee a mi, espero que lo veáis como yo.

¿Os preguntareis quizás si una persona que dice no ser celosa,  cojamos mi ejemplo, jamás ha sentido ese sentimiento que hace disparar todas tus alertas, te crea un nudo en el estomago y te hace sentir tan pequeñita que te gustaría con un chasquido de tus dedos poder desaparecer?, pues si, claro que lo he sentido y es que creo que es humano, y si no me equivoco nuestra biologia de manera inconsciente nos hace marcar territorio en esto del ser amado.

Pues bien, después de este primer instinto por llamarlo de alguna forma y comprender a que me refiero exactamente, las personas que no somos celosas o que nos proponemos no serlo, ya que lo único que aportan los celos son desconfianza y situaciones toxicas, utilizamos nuestra razón para interpretar los hechos si es que los ha habido. La mayoría de ocasiones, el hecho no existe como tal y es nuestra mente la que ha interpretado la situación en la manera que en ese momento le era mas fácil según sus creencias, inseguridades, bloqueos pendientes de transformar, etc.

Al ser capaces de repasar todo mentalmente te das un tiempo para que tu corazón vaya bajando velocidades y así poder afrontar la situación desde la calma, no desde la protesta y el victimismo porque si no, no nos va a servir para nada, es más fácil perder el control, comenzar discusiones y así sentirse dolido/a, recordando que la mayoría de veces no hay motivo.

Comprendo las personas que en momentos de dudas, celos, inseguridades lo que hacen es despotricar con la pareja e intentar culpar a la otra persona a saber de cuantas cosas de él o ella, más unas cuantas de cosecha propia, ya que estamos en pleno apogeo pues vamos a que se sienta más culpable no vaya a ser que lo vuelva a hacer y esta vez si, nuestro miedo a perder a la persona, que ya veis que cosas tiene la vida, es la mismita a la que le estamos regalando en la discusión post-celos unos cuantos elogios , que no creo que nos gustaran para nosotros.

Y es que tiene su aquel esto del sentir, ¿verdad?, pensamos que cuanto más celos tenemos es que más lo queremos y viceversa, pues para nada lo veo así, la verdad.

Ya he dicho anteriormente que el sentimiento  se siente así, pero después depende de cada uno reaccionar de manera correcta y sobretodo confiando,¿ porque somos capaces de en 5 segundos cambiar nuestra percepción de nuestro compañero/a o pareja, por que haya mirado a otro/a? ¿Por algún detalle con otra persona en un momento dado?, ¿por algún abrazo en momentos de fiesta o alegría?, quien sienta a día de hoy celos por estas acciones en alguna ocasión, plantearos si queréis seguir viviendo eso, espero que la respuesta sea que NO y os pongaís manos a la obra. Estoy segura que vuestra pareja lo agradecerá y no sabeis cuanto, lo se.

Para mi la confianza es la base, si el respeto y la confianza están,” lo demás está demás”, como decía Mecano, si tu estas en ese corazón y él o ella está en el tuyo solo teneis que hablarlo y las situaciones se irán normalizando. Para las personas celosas es dificil hacer ver otra realidad que no sea la que ellos ven, pero si hay amor, se debe intentar que entiendan, el sufrimiento incontrolable que sienten no lo querría ni un minuto para mi.

Creo que la base ante los problemas de celos, es la comprensión, unido a poner unos limites firmes en los que esta persona sienta que no puede saltarse eso.

En otros post profundizaremos si queréis en el tema, de momento espero que sepáis hasta donde invitarlos a entrar si alguna vez los celos llaman a vuestra puerta.

Mil besos.

Laurafornas.

 

 

 

LIBRO EN PAPEL YA A LA VENTA

DISTINTAS FORMAS DE AMAR VIVIDAS POR UNA SOLA EVA.

YA DISPONIBLE EN FORMATO TRADICIONAL, PAPEL.

PÍDELO PINCHANDO EN EL ENLACE .

LIBRO EN PAPEL “CLICK” AQUÍ

MI DESEO QUE SU LECTURA OS APORTE LA MISMA PAZ E ILUSIÓN QUE ME APORTÓ A MI EL ESCRIBIRLO.

GRACIAS POR VUESTRO INTERÉS Y VUESTRO APOYO.

MIL BESOS.

MIL GRACIAS.

 

 

LIBRO EN PAPEL “CLICK” AQUÍ

MI LIBRO VA POR TI PAPÁ…..

Compra el libro directamente haciendo click en este enlace.

Adelanto un día mi “post” ya que hoy tenemos disponible a la venta este pedacito de mí que ya os he venido anunciando.
La compra es muy sencilla, pinchais directamente en el enlace y en un “click” lo tendreis en vuestro dispositivo.
Espero de corazón que os aporte cositas y que disfruteis de su lectura.
Para quien prefiera el libro en papel en unos días estará disponible.

La fecha elegida fue hoy, 25 de Mayo, con ello he querido relacionar la salida al mercado de esto tan mío, con la fecha en que cumple años una de las personas más importantes de mi vida: MI PADRE.
Amigo fiel, apoyo incondicional, cariño, bondad y el saber que pase lo que pase está ahí cuidándome.
FELICIDADES PAPÁ, HOY VA POR TI.
TE QUIERO.

Celos…. ¿amigos o enemigos?

PUBLICO POR SEGUNDA VEZ EL “POST” DE LOS CELOS, YA QUE A MENUDO SUELEN SURGIR MUCHÍSIMO EN ÉPOCA VACACIONAL, ESPERO QUE OS SIRVA ….

Leemos la palabra celos y pensamos en el amor, a pesar de que los celos existen y se dan a menudo en distintos ámbitos de nuestra vida, si lo analizamos bien se trata de otro sentimiento, chispazo químico, emoción, no se, como cada uno quiera explicarlo pero lo que si se es que pueden llevar a situaciones y vivencias no muy agradables si no los sabemos encauzar.

En mi caso, jamás me he considerado una mujer celosa, ya que creo que las personas no somos posesiones y por lo tanto no puedo tener miedo de que alguien me quite algo que no poseo, ya que aun estando en pareja yo no poseo a nadie ni nadie me posee a mi, espero que lo veáis como yo.

¿Os preguntareis quizás si una persona que dice no ser celosa,  cojamos mi ejemplo, jamás ha sentido ese sentimiento que hace disparar todas tus alertas, te crea un nudo en el estomago y te hace sentir tan pequeñita que te gustaría con un chasquido de tus dedos poder desaparecer?, pues si, claro que lo he sentido y es que creo que es humano, y si no me equivoco nuestra biologia de manera inconsciente nos hace marcar territorio en esto del ser amado.

Pues bien, después de este primer instinto por llamarlo de alguna forma y comprender a que me refiero exactamente, las personas que no somos celosas o que nos proponemos no serlo, ya que lo único que aportan los celos son desconfianza y situaciones toxicas, utilizamos nuestra razón para interpretar los hechos si es que los ha habido. La mayoría de ocasiones, el hecho no existe como tal y es nuestra mente la que ha interpretado la situación en la manera que en ese momento le era mas fácil según sus creencias, inseguridades, bloqueos pendientes de transformar, etc.

Al ser capaces de repasar todo mentalmente te das un tiempo para que tu corazón vaya bajando velocidades y así poder afrontar la situación desde la calma, no desde la protesta y el victimismo porque si no, no nos va a servir para nada, es más fácil perder el control, comenzar discusiones y así sentirse dolido/a, recordando que la mayoría de veces no hay motivo.

Comprendo las personas que en momentos de dudas, celos, inseguridades lo que hacen es despotricar con la pareja e intentar culpar a la otra persona a saber de cuantas cosas de él o ella, más unas cuantas de cosecha propia, ya que estamos en pleno apogeo pues vamos a que se sienta más culpable no vaya a ser que lo vuelva a hacer y esta vez si, nuestro miedo a perder a la persona, que ya veis que cosas tiene la vida, es la mismita a la que le estamos regalando en la discusión post-celos unos cuantos elogios , que no creo que nos gustaran para nosotros.

Y es que tiene su aquel esto del sentir, ¿verdad?, pensamos que cuanto más celos tenemos es que más lo queremos y viceversa, pues para nada lo veo así, la verdad.

Ya he dicho anteriormente que el sentimiento  se siente así, pero después depende de cada uno reaccionar de manera correcta y sobretodo confiando,¿ porque somos capaces de en 5 segundos cambiar nuestra percepción de nuestro compañero/a o pareja, por que haya mirado a otro/a? ¿Por algún detalle con otra persona en un momento dado?, ¿por algún abrazo en momentos de fiesta o alegría?, quien sienta a día de hoy celos por estas acciones en alguna ocasión, plantearos si queréis seguir viviendo eso, espero que la respuesta sea que NO y os pongaís manos a la obra. Estoy segura que vuestra pareja lo agradecerá y no sabeis cuanto, lo se.

Para mi la confianza es la base, si el respeto y la confianza están,” lo demás está demás”, como decía Mecano, si tu estas en ese corazón y él o ella está en el tuyo solo teneis que hablarlo y las situaciones se irán normalizando. Para las personas celosas es dificil hacer ver otra realidad que no sea la que ellos ven, pero si hay amor, se debe intentar que entiendan, el sufrimiento incontrolable que sienten no lo querría ni un minuto para mi.

Creo que la base ante los problemas de celos, es la comprensión, unido a poner unos limites firmes en los que esta persona sienta que no puede saltarse eso.

En otros post profundizaremos si queréis en el tema, de momento espero que sepáis hasta donde invitarlos a entrar si alguna vez los celos llaman a vuestra puerta.

Mil besos.

Laurafornas.

 

 

 

AMOR EN EQUILIBRIO

El amor es un sentimiento como todos sabemos, diferentes sustancias químicas, hechos, emociones que se dan en un momento determinado y !zas!, ocurre, si ocurre y ya está, cuando te das cuenta ya estás envuelto en él y por lo general sobre todo los primeros tiempos volando en tu nube particular.

Ahondando un pelín más en esta idea observo que en las relaciones comienzan a adoptarse unos roles o papeles de actuación sin darnos ni cuenta, cuando vivimos el amor de manera no consciente, es decir, sin evaluar, sin parar a observar, sin coger en algún momento distancia para preguntarnos si realmente es como queremos que sea o solamente nos estamos dejando llevar, no es malo dejarse llevar y para mi es algo realmente emocionante, pero solamente si eso nos hace felices sin sufrimiento.

Bien, donde quiero llegar hoy es a esos roles en los que una parte es la que ama de manera desmesurada, la que complace, la que lo da todo, y la otra parte a su manera también ama, también complace, pero no termina de darlo todo, es decir esta persona es la que integra el rol de dejarse querer o acostumbrarse a que siempre el otro de más.

No critico para nada esta modalidad entre muchas de pareja o dos seres que se aman, simplemente observo que la persona que más ama siempre sufre más, ahí es donde quiero llegar, ¿realmente compensa sufrir por más que se ame?, yo creo que no, pero también sé que es fácil verlo desde fuera y muy difícil percibirlo cuando estas inmerso de lleno en esa relación, no percibes ese desequilibrio de amor, simplemente crees que debes siempre dar lo mejor de ti, cuidar al otro, creo que lo que hace que la gente que se encuentra en estas situaciones de desequilibrio no de un paso hacia el equilibrio o la ruptura, es el miedo a perder al otro, existe un miedo abismal que se apodera del ser humano, no se como describirlo exactamente ya que no es fácil de explicar, pero tu mente no concibe la vida sin esa persona, tus ojos no ven más camino que tu vida junto a él/ella, y tu corazón es tan conformista que prefiere sufrir pero estar en la relación que lo que puede llegar a imaginar que podría sufrir si no tuviera a su lado al ser amado.

Referente a la otra parte, la que se deja amar, la que de fuera se percibe como más fuerte o que ama menos(tampoco tiene por qué ser así en realidad, ya que no hay instrumento capaz de medir el nivel de amor de cada ser humano y las maneras de expresarlos son tantas y tan variadas que lo que percibimos muchas veces puede que no coincida con la realidad), bien pues esta parte creo que se acostumbra un poco a ese papel, por lo que con el paso del tiempo, cada vez el esfuerzo por igualar la balanza es menor, y los episodios si no hay conciencia de lo que ocurre y dialogo sincero cada vez se van dando de manera más continua, pueden aparecer los tan temidos celos, las disputas derivadas de ellos, los sentimientos de posesión, los impulsos no controlados por cualquiera de las dos partes y hacer un daño que de manera consciente ninguno de los dos hubiera hecho jamás.

Mi voluntad como siempre es poner sobre la mesa, más bien sobre el papel, cositas que en principio pueden parecer normales, que son así y ya está, que es lo que nos toca vivir y no vamos más allá, pero que para nada lo son. Si esto ocurre, si existe un sufrimiento es que algo hay ahí que solucionar, de verdad, lo mejor que podéis hacer por vosotros y por el ser amado es exponerlo, plantearlo y vuestra acción para poner soluciones, pero reales, no simples parches y hasta la próxima vez.

Por que os puedo asegurar que el amor que si hace feliz es el amor en equilibrio, el amor entre iguales, no significa que no existan puntos de vista diferentes, formas diferentes de hacer las cosas, de expresarlas, cada individuo es único, pero cuando hay amor sano es porque está equilibrado, nadie es más, nadie es menos, el amor existe, el respeto existe y sobre todo el dialogo, esto es lo óptimo que si nos queremos de verdad como cada uno merecemos,  debemos enfocarnos en conseguir.

Elección de cada uno, como siempre, amor equilibrado y consciente

o amor en piloto automático y demasiados dramas.

Mil besos.

Laurafornas.

LoveCoach.

Lo llamamos orgullo pero es debilidad

 

A la vista está la facilidad que existe en nuestros días para conocer, chatear, tontear, entablar amistades sinceras con otras personas, creo que nunca había sido tan fácil y rápido esto de la comunicación.

Redes sociales, whats app, todas estas magnificas herramientas son las que nos facilitan el camino en esto de la comunicación en nuestros tiempos, y de qué forma.

Reflexionando un poco hoy me pregunto si esa facilidad para la comunicación puede ser también la causa de la rapidez con la que ponemos en marcha la “no comunicación” cuando esa personita que ha estado al otro lado durante bastante tiempo y a lo largo de días y más días, por algún motivo o suceso, nos deja de interesar.

Mil explicaciones pueden existir para que alguien con el que compartías una amistad, un posible amor, una relación de cariño con tonteo incluido(porque no nos tapemos los ojos ahora, esto pasa hoy en día y a que nivel), alguien al que le contabas tus cosas, tus inseguridades, tus miedos, tus dudas….alguien al que le hacías sentir que era algo especial en tu vida, de repente un día, te deje de interesar.

Bien, dicen que cada persona que llega a tu vida, es para cumplir alguna función o aportarte algún aprendizaje, y así es, ¿pero eso de que alguien te deje de interesar?, de verdad, que no lo entiendo.

Entiendo que los sentimientos varíen, igual veías algo en esa persona que te hacía pensar en una posible relación y ahora te has dado cuenta de que no era así, que solo te inspira cariño, eso esta bien, igual la disputa o el acontecimiento que ha ocurrido te ha hecho ver que realmente no teníais los mismos sentimientos, etc. Eso es normal y forma parte de la vida, ¿pero dejar de interesarte?, de verdad que no lo entiendo.

Podemos llegar a ser tan fríos como la pantalla de nuestros móviles al decir que alguien ya no nos interesa…. por favor, estamos hablando de personas, no de cosas, te puede interesar o no un libro, una peli, y un montón de cosas más… pero una persona con la que has compartido tiempo, conversaciones, risas y sentimientos, ¿eres capaz de decir que ya no me interesa?, donde quedan ahí nuestros valores humanos amigos, y mas si a esa persona TU si le sigues interesando.

A esto podemos añadir para hacerlo más real todavía, cuando lo que llamamos orgullo entra en el desenlace o fin de esa relación de amistad o como cada uno la quiera catalogar, esa sensación de tener la razón y por eso dejo de hablarle, porque mi orgullo no me lo permite.

Mi pregunta es:¿ tú orgullo no te lo permite o lo que pasa realmente es que no tienes ni idea de como abordar el tema ya que sabes que vas a causar un dolor y no eres capaz de sentirte ni por un minuto culpable de nada?. Pues bien, el dolor igual está seguramente en la otra persona, esa a la que tu has decidido no hablar ya más.

Llegados a este punto quiero concretar el tema de hoy y mi intención al respecto:

Creo que toda relación sea como sea no tiene porque tener un final tan incoherente y estúpido como el de negar el saludo, negar la comunicación, pero este como siempre es mi pensar y mi sentir, para nada tiene porque ser lo acertado, cada uno es libre por supuesto, yo solo expreso como lo veo por si a alguien de vosotros, le puede aportar algo mis palabras.

Creo que cualquier situación desagradable que se dé entre dos personas que estaban unidas de alguna manera, bien amistad, relación, etc. ,no debería ponerse fin hasta que las cosas no se hubieran comentado y aclarado por parte de ambos, es fácil cambiar de serie en “Netflix”, o dar aceptar con un clic a una compra on-line, pero no deberíamos ser cómplices de apartar con un clic a las personas de nuestras vidas, así de fácil, ¿en serio?, ¿no escribiéndole más?, ¿tanto creéis que puede costar una conversación cara a cara y con la verdad por delante?

En mi forma de vida esto no tiene cabida, y espero que tampoco la tenga en la mayoría de vosotros, creo que a las personas hay que despedirlas de nuestras vidas si percibimos que así debe ser, de forma limpia y sincera, solo así podremos seguir  adelante de verdad tanto nosotros como ellos/as.

Pero claro, para eso hace falta VALOR y mucha seguridad en uno mismo. Desde aquí quiero romper una lanza a favor de la comunicación, de explicar, de hablar, de dejar las cosas claras, no somos más débiles por esto, yo creo que al revés totalmente, conseguimos hacernos más fuertes si somos capaces de cerrar capítulos de la mejor de las maneras, ¿no creéis?.

Entonces,

¿seguimos con la debilidad del orgullo?,

o ¿comenzamos a actuar con la fuerza de la humildad?

Mil besos.

Laurafornas.

LoveCoach.

 

Ilusión, el motor de mi vida.

Ilusión: esperanza, con o sin fundamento real, de lograr o de que suceda algo que se anhela o se persigue y cuya consecución parece realmente atractiva.

Palabra bonita donde las hayan, la ilusión la consideraría como el motor de mi vida, supongo y espero que también tenga un lugar importante en las vuestras.

¿Qué ocurre cuando sientes que en un proyecto, en un trabajo, en una relación, en una amistad, en cualquier parcela de tu vida te paras a buscarla y “plaff”; YA NO ESTÁ, qué ocurre cuando  buscas dentro de tí y sabes que todavía existe,  pero intuyes que no va a ser por mucho tiempo, que esa ilusión que un día te llenaba ahora sientes que va en descenso y eso en ti solo tiene un camino?.

Supongo que al igual que a mi, os habrá pasado….estará pasando o quizá os pasará. Para mi la ilusión es mi guía, mi termómetro, la que me hace vibrar, vivir, sentir, apasionarme, sin ella no encuentro el sentido de para que seguir, sobretodo si de relaciones sentimentales se trata. Hay que ser valiente y muy sincero con uno mismo para reconocer que en una relación, de años, de meses, de días, esa ilusión va desapareciendo, o ha desaparecido hace bastante tiempo.

Dicen que hay cosas en la vida que debemos hacerlas porque así nos ha sido dado, en mi mundo este de los sentimientos, no creo en las normas, la verdad, no creo en lo estipulado como “socialmente  normal”, no me llena lo que debe ser porque sí, por el que dirán, aquí sale mi lado rebelde y defiendo por encima de todo el vivir ilusionado, creo que hay mil maneras de solucionar las cosas, creo en el dialogo como tantas veces os he dicho para tomar cualquier acción, para un final, para un nuevo principio, para un adiós, para un empecemos de cero, pero no creo que nada sea posible sin esa ilusión.

Desde aquí os quiero expresar mi visión para aquellos que seáis como yo, para aquellos que la ilusión sea su guía, para aquellos que no tengan miedo a VIVIR, a exponerse ante los demás como verdaderamente son, sin ningún tipo de temor, y ser capaces de orientar sus vidas, hacia donde si exista esa ilusion.

Creo que cuando sospechamos que esta ya no está, debemos pararnos, pensar, sentir, sin culpas, sin miedos, no debemos forzarnos a crearla porque quizá ese ya no sea nuestro camino….y es que la vida es tan generosa que nos ofrece la oportunidad de comenzar de cero cada día, eso sí,  nosotros somos quienes elegimos dónde enfocarnos, dónde transmitir nuestras mejores energías, en qué lugar, a qué personas, y comenzar un nuevo día con una nueva ilusión.

Como siempre,

Tu eliges si quieres o no que la ilusión sea el motor de tu vida.

Mil besos.

Laurafornas.

La magia del tiempo

Siempre he sido impaciente, reconozco que, hasta hace varios años demasiado, eso me provocaba muchas veces nervios innecesarios, conflictos internos que me hacían sufrir la mayoría de las veces, sin motivo alguno.

He llegado a la conclusión que el tiempo pasa, claro, pero a pesar de tener fijadas las mismas horas en nuestros relojes, el tiempo es percibido por cada cual, de una manera diferente, lo que para mí podía parecer siglos de espera, para otra persona solo significaba unos meses, a lo cual esa persona no daba mucha importancia y por lo tanto no sufría.

En el plano sentimental, quiero también hacer hincapié en esto de la percepción del tiempo, ya que lo veo como algo que se nos pasa muchas veces por alto, pero creo que hay que tener muy en cuenta, como he dicho antes creo que cada quien interpreta el concepto tiempo de forma distinta, como lo ha vivido, como lo ha percibido, como le han enseñado, no sé exactamente de donde puede venir la interpretación en sí misma, pero que no es la misma para todos sí lo sé, y así quiero plasmarlo.

Pienso que podríamos diferenciar a grandes rasgos dos tipos, los impacientes; los cuales pasan su tiempo en intentar que todo suceda a tiempo, valga la redundancia, y después tenemos a aquellas personas que parece como si esto del reloj no fuera con ellos, lo cual admiro y de que manera, porque poseen una capacidad natural para la espera en casi todos los niveles de su vida que ya la quisiera yo para mí en muchísimas ocasiones.

Bien, centrándonos en nuestro tema y poniéndonos en situación me da por pensar la cantidad de relaciones que se habrán podido desperdiciar debido a eso, a la medida del tiempo, y es que solo cuando evolucionas y vas avanzando es cuando te das cuenta de que las personas correctas van apareciendo en tu vida y te van enseñando exactamente eso, esas cositas que en ti pues no están todavía muy integradas. Reconozco que es una difícil tarea, y no me refiero al cambiar, ya que yo por ejemplo, jamás podré llegar a ser la espera personificada, hay cosas imposibles y esta pues lo es. Pero si he podido llegar a conseguir un equilibrio, ese equilibrio necesario para no sufrir de manera gratuita.

Lo peor para mi de esa diferencia entre seres humanos es cuando juzgamos al otro debido a que su medida del tiempo es diferente, frases como: “poco interés tendrá cuando no me dice nada, si me quisiera lo demostraría más, es que parece de hielo siempre soy yo el/la que propone cosas, le digo de vernos y casi nunca puede, eso será que no siente por mí y ya está…”, creo que aquí es donde debemos enfocarnos, eso puede ser esa señal de que ahí existe una diferencia en esa percepción.

Si nuestra cabecita esta harta de darle vueltas a esa idea, si nos consolamos diciéndonos a nosotros mismos que vamos a cerrar capitulo y abrir otro libro, claro está, como siempre para evitar el dialogo sincero y por tanto seguidamente el posible sufrimiento, si esa persona de verdad te hace sentir cosas distintas, si tu intuición te dice que sí, que puede ser ese el camino, la verdad, no cerraría ningún libro sin antes haberlo leído, más  bien lo que haría(aquí aparece esa parte de mi de tomar la iniciativa en la mayoría de los hechos que acontecen en mi vida, esto no lo voy a cambiar ya que es algo innato y que no me da ningún tipo de dolor de cabeza, más bien me ha dado alegrías y sentirme yo como soy, sin mucho filtro, directa, y llegando siempre a un entendimiento y a una comprensión del otro), es EXPRESAR, DIALOGAR, ESCLARECER, que es lo que esa persona siente, como ve con sus ojos esa relación, seguramente la respuesta en un alto porcentaje sea positiva, lo único que os diferencie es la medida del tiempo.

A partir de ahí el camino igual no será más fácil, pero sí más entendible y sin sufrimiento, igual a partir de ahí desaparecen las dudas de nuestra cabecita y nos dedicamos más a ver los pros y no los contras, a crear esos momentitos felices cuando se pueda y no cuando YO quiera, a disfrutar y centrarnos en el AHORA y no en lo que sucederá en un futuro, como sabéis de sobra ya podemos pensar y pensar que jamás daremos en la diana, porque si algo tiene esta vida es que todo es imprevisible a pesar de nuestro empeño en querer que lo sea, y más en esto del amor, los sentimientos son lo que son, y ahí esta lo bonito, que los sentimos sin verlos, que confiamos sin garantía y a eso yo le llamo MAGIA.

Entonces, otra vez nos encontramos ante dos opciones…

Nos guiamos por nuestro tiempo o dejamos que otros nos enseñen como lo viven ellos y así encontrando el equilibrio poder conseguir esa MAGIA en nuestras vidas…

Ya sabes, tú eliges…

Mil besos.

Laurafornas.

LoveCoach.

Adiós culpa, bienvenido amor.

Según definición, culpa es la falta o delito que comete una persona de forma voluntaria.

¿Cuántas veces a lo largo de nuestra vida, hemos actuado como jueces?, supongo que al igual que yo, la mayoría de vosotros más veces de las que nos hubiera gustado.

Nunca he sido de culpar mucho a los demás, más bien, siempre me he responsabilizado yo misma de esa culpa más de lo que se consideraría un nivel normal. Dos tipos de reacción las que he podido observar, el que reacciona casi siempre culpando al otro, así no se hace responsable jamás de sus acciones, y luego en la otra cara de la moneda están los que al igual que yo misma, siempre han preferido asumir esa culpa, así asumiendo toda la responsabilidad, el otro se queda libre de culpa y ya tenemos bastante distracción intentando enmendar todo nosotros solos, ¿verdad?, exceso de responsabilidad, miedo a afrontar situaciones…tal vez, un poco de cada cosa.

Visto ahora, se podría aplicar a la mayoría de ámbitos de nuestra vida(trabajo, familia,etc) pero me voy a centrar en lo que más nos interesa en este nuestro rincón, el ámbito sentimental.

Con el transcurso de los años y el aprendizaje que se ha ido integrando en mí, a base de vivencias, veo igual de dañino y perjudicial para todo individuo, cualquiera de las dos formas de pensar y actuar.

Si culpas al otro, sufres porque crees y sientes que te ha fallado y que esa persona no es como tú creías, o no actúa como hubieras esperado, ni que hablar del sufrimiento del otro el cual se eleva si nos pasamos los días recordándolo.

Si te culpas a ti, también sufres, crees que no estas a la altura de la otra persona, te haces pequeñito/a, sientes que has fallado y eso se va metiendo por dentro, si no eres capaz de ver claramente que esta actitud no sirve para nada.

Y yo me pregunto…¿para qué necesitamos la culpa?, la cual es más bien un veneno en las relaciones de muy rápida utilización por nuestro ego, para como he comentado antes, colocar bajo la responsabilidad de uno de los dos, esos hechos que nos han causado dolor.

Creo que venimos a aprender, creo que vivimos para ir desgranando sentimientos, para ir cada vez conociéndonos más a nosotros mismos e  ir elevando ese poder personal que todos poseemos.

Por lo tanto, creo que lo más positivo es que después de un determinado conflicto, desilusión, sufrimiento, una vez pasado ese tiempo de furia, dolor, llanto…cada uno lo expresamos de diferente manera, la que mejor nos hace sentir, después de ese tiempo de desahogo(pueden ser horas, días, meses…cada individuo posee su propia medida del tiempo), nos dediquemos a que esa culpa se desvanezca, se esfume, a despedirnos de ella.. pero desde el corazón, de forma sincera, si no somos capaces de esto, más vale apartarnos de esa persona hasta que esa capacidad de perdón definitivo esté integrado en nuestro interior, porqué si no, lo único que vamos a vivir es sufrimiento.

Las cosas pasan por una razón siempre, en ocasiones repetimos patrones familiares sin ser consciente de ello  y las personas que aparecen en nuestras vidas son aquellas que nos van a hacer aprender de la única forma que parece que sepamos, sufriendo.

En ocasiones el sufrimiento es el exceso de culpa y exigencia hacia uno mismo, de lo cual, también se aprende….pero hay que verlo.

La importancia de VER Y OBSERVAR esto, es lo que te da el trampolín para crear una vida mejor, no es quién esta contigo si no como lo vives tú, que percibes de esa persona, y si tus sentimientos son limpios, si ese dolor que un día o en un momento determinado existió se ha convertido en medalla de campeón/na en aprendizaje.

Quizá cuando él o ella falló, tú te estabas valorando o queriendo demasiado poco, quizá no habías alcanzado esa visión de saber que debes quererte como te mereces para que otros hagan lo mismo.

El miedo a volver a intentarlo con ese ser que una vez te falló, es normal y evidente para todo ser humano, debemos permitir sentirlo y no juzgarnos por ello, pero si de verdad queremos avanzar, hay que poner manos a la obra y sincerarse con él/ella después de haberlo hecho contigo mismo/a, hay que tener valor y vivir lo que sentimos, y sobretodo creer, tener una fe absoluta en que a partir de decir adiós a la culpa, daremos la bienvenida al amor. Un amor de personas ya distintas, que han crecido y evolucionado después de ese episodio, que son capaces de vivir algo bonito esta vez.

Si vamos a creer y luchar por algo que sea con amor no con rencor, con valentía no con miedo, con alegría no con tristeza, con fe y no sin sentido.

Sé que todo conlleva un trabajo interior muy elevado, pero si tu corazón dice adelante, creo que es por algo, valiente la persona que lo sigue…pero esta vez…sabiendo que TÚ eres algo a lo que cuidar, respetar y amar empezando por hacerlo contigo mismo/a.

Teniendo esto claro, creo que esta vez ese camino puede ser diferente y muy constructivo.

Ahí nuestro poder de elección, ¿amamos sin culpa? o ¿vivimos aferrados a ella el resto de nuestras vidas?.

Tu eliges, como siempre. Mil besos.

Laurafornas.

LoveCoach.